¿Qué es la armonía abstracta?

 

Introducción a la Armonía abstracta es el nombre de un tratado de armonía editado en 2021. En este tratado se plasma un trabajo de investigación de cinco años, principalmente en base a representaciones de conceptos armónicos en el espacio-tiempo. La forma en la cual se estructura dicho trabajo es la siguiente:
Se dejan de lado los aspectos puramente físicos y matemáticos de la armonía, tales como la serie de armónicos o la relación entre las frecuencias de los sonidos. En su lugar se utilizan representaciones de fenómenos armónicos a través de dimensiones espacio-temporales, con lo cual se logran explicar algunos fundamentos de armonía clásica, así como también crear nuevos conceptos. De esta manera pueden manipularse algunos elementos armónicos en el espacio-tiempo, tales como los intervalos o las escalas, generando con esto nuevos recursos armónicos, los cuales pueden ser utilizados en procesos de armonización, de rearmonización, o simplemente compositivos. Todos estos procesos de transformación en el espacio no excluyen el abordaje de conceptos fundamentales de la armonía tradicional, como aquellos que hacen referencia a los intervalos, las triadas y tétradas, los modos y escalas. En el caso de los intervalos, dentro de la armonía abstracta se establecen solo siete intervalos, denominados intervalos reales, los cuales dan origen a cualquier otro intervalo mediante su inversión o equivalencia más allá de la octava. En base a esto, todas las estructuras y progresiones armónicas pueden establecerse mediante el uso de estos siete intervalos reales, los cuales se muestran en el siguiente diagrama:

 

 

Gracias a su perspectiva espacial, la armonía abstracta puede establecer la topología de una triada convencional, es decir, estudiar su morfología y sus posibles transformaciones en el espacio. Esto se basa principalmente en la idea de que cada triada posee dos intervalos que pueden entremezclarse o separarse entre sí, como así también invertirse, rotarse, etc., dando como resultado nuevas concepciones y sonoridades. Algunas de estas transformaciones en el espacio pueden verse en el siguiente gráfico:

 

 

Las triadas en armonía abstracta no solo están basadas en la superposición de intervalos de terceras, sino también a través de intervalos de segundas y de cuartas, pues este proceso se da naturalmente al abandonar la concepción de triada en base a la serie de armónicos. Estas otras variantes de triadas con intervalos de segundas y de cuartas son llamadas contracciones y expansiones de una triada, las cuales pueden ser abordadas de manera estricta o diatónica. Debido a la existencia de solo 7 intervalos reales, las triadas de intervalos de quintas, sextas y séptimas simplemente son consideradas inversiones de las triadas de cuartas, terceras y segundas respectivamente. Esta visión nos permite reconocer que la nota central de una triada es la más importante de todas, la cual es denominada nota constante, debido a que es la única nota que se encuentra en todo el proceso de expansión. Un ejemplo en base a la triada de Do mayor puede verse aquí:

Sin duda uno de los aspectos más interesantes de la armonía abstracta se encuentra en la representación del fenómeno de la armonización a través de las tres dimensiones, establecidas por los ejes X, Y y Z, los cuales delimitan un aspecto horizontal, uno vertical, y uno de profundidad. En este tipo de representación se establecen las siete notas melódicas en el eje X (aspecto en donde la memoria tiene un papel preponderante), las siete tonalidades posibles para cada una de las notas melódicas en el eje Y, y los siete grados de esas tonalidades en el eje Z, tal como puede verse en los siguientes gráficos:

El origen de esta representación se basa en la premisa fundamental de la armonía abstracta, la cual nos dice que toda nota musical se encuentra en 7 tonalidades al mismo tiempo. A su vez, esta premisa nos permite establecer el concepto de tonalidad fractal, que nos indica cuáles son las siete tonalidades en las cuales una nota musical específica estará presente como uno de sus grados. Existen solo siete posibles opciones, dado que toda tonalidad está basada en una escala natural de siete notas, con siete posibles grados en los cuales puede encontrarse una nota musical determinada. Una tonalidad fractal es simplemente un conjunto de siete tonalidades, cuyas tónicas poseen también la estructura de una escala natural, como se indica en este gráfico:

 

 

La representación del fenómeno de la armonización en tres dimensiones nos permite visualizar de manera simple e intuitiva cuáles son las posibles opciones de acordes para realizar la armonización o rearmonización de una nota melódica determinada. Con esto se llega al tema que subyace en el trasfondo de toda la armonía desde el temperamento igual de las 12 notas cromáticas hasta nuestros días: Las notas comunes entre tonalidades. Estas notas comunes pueden visualizarse en los siguientes gráficos, a través de colores específicos, donde también se muestran acordes y modos correspondientes a cada tonalidad:

 

 

Gracias a las indicaciones del cuadro, podemos utilizar cualquier tipo de intercambio de tonalidades, de modos y de acordes en nuestras progresiones armónicas basadas en notas comunes. Dicho esto, podemos afirmar que una nota musical específica será siempre común a siete tonalidades, y a través del concepto de tonalidad fractal podremos también llegar a visualizar las notas de una escala de Do mayor, con las siete tonalidades posibles para cada una de sus notas, lo cual nos facilita el camino al momento de buscar opciones de rearmonización en una obra musical determinada. Veamos esto en el siguiente cuadro:

 

 

En base a este mismo principio, la armonía abstracta establece el concepto de estructura abstracta, el cual nos permite visualizar las notas comunes entre dos tonalidades específicas. Gracias a este concepto puede explicarse todo enlace de acordes basado en notas comunes, a través de distintas tonalidades. Las estructuras abstractas son entonces la forma en la cual podemos ver cómo las notas comunes se desarrollan en el tiempo, atravesando diferentes tonalidades. Estos procesos de armonización son usados principalmente en filmscoring, y en cualquier otro género de música para artes visuales (cine, televisión, videojuegos, etc.) Crear progresiones armónicas en base a estructuras abstractas nos permite lograr sonoridades de misterio, oníricas, o de ambientes y situaciones semejantes. Podemos observar un ejemplo de estructura abstracta en el siguiente gráfico:

 

 

Estas mismas notas comunes entre tonalidades se encuentran en el concepto de conjuntos abstractos. Los conjuntos poseen una cantidad determinada de notas musicales, definidas dentro de una estructura interválica, y compartidas entre diversas tonalidades. Las notas de estos conjuntos están presentes en dos, tres, cuatro, cinco o seis tonalidades distintas, y por esa razón cada uno de estos conjuntos puede ser armonizado de múltiples maneras. En muchas ocasiones, estos conjuntos forman parte de pequeños motivos melódicos, obstinatos, o simplemente de acordes que se entremezclan de tonalidad en tonalidad. Los conjuntos abstractos pueden verse representados en el siguiente gráfico:

 

Una vez establecida la premisa de que cada nota musical se encuentra en siete tonalidades, la armonía abstracta expande esta idea a otras escalas, dando origen al concepto de escalas fractales. A través de esto, y al igual que sucede en el concepto de tonalidad fractal, podemos saber cuáles son las escalas que contienen a una nota musical específica como uno de sus grados. Nuevamente, tener en claro este concepto nos permite armonizar y rearmonizar de una manera más simple y ordenada. Un ejemplo de armonización en base a escalas fractales se muestra en el siguiente gráfico. En todos los casos podemos ver las posibles opciones de armonización para una misma nota Sol a través de distintas escalas:

 

Dentro de la armonía abstracta, la idea de acorde como una sola entidad armónica es reemplazada en varias oportunidades por el concepto de forma modular. Una forma modular contempla dos o más módulos, compuesto generalmente por diadas, triadas o tétradas. Lo más interesante al trabajar con formas modulares es hacerlo a través de módulos que deriven de tonalidades o escalas distintas, logrando así sonoridades más interesantes, las cuales pueden ser enmarcadas dentro de poliacordes o de progresiones armónicas politonales. Un ejemplo de forma modular puede verse en la siguiente imagen:

 

 

Si trabajamos mediante módulos basados en intervalos homogéneos (acordes de 2das, de 3ras, de 4tas o sus inversos), se establece el concepto de color armónico para definir a cada una de estas sonoridades específicas. En este caso, y de manera deliberada, los módulos de 2das son representados por el color rojo, los módulos de 3ras por el color verde, y los módulos de 4tas por el color azul. A su vez, cada forma modular puede estar representada por un color particular, dado simplemente por la mezcla de los colores de los módulos que la componen. Utilizar acordes basados en colores armónicos nos permite tener un control total de la sonoridad de cada uno de ellos, los cuales se encuentran definidos simplemente por el tipo de intervalo utilizado. Un ejemplo de progresión armónica basada en colores armónicos se encuentra en el siguiente gráfico:

 

Dicho esto, nada mejor que escuchar este mismo ejemplo musical:

 

 

Estos son algunos de los muchos conceptos desarrollados en armonía abstracta. En el libro también pueden encontrarse algunas otras temáticas relacionadas, tales como  mediantes cromáticos, ejes de Bartók, armonía negativa, etc. Si deseas consultar el temario completo del libro de armonía abstracta puedes hacerlo haciendo clic en LIBRO DE ARMONÍA ABSTRACTA. En este mismo enlace podrás realizar una vista previa al libro, escuchar algunos audios de ejemplos, o solicitar un ejemplar. Gracias a la visión brindada por la armonía abstracta podemos expandir nuestra paleta armónica, facilitando nuestra capacidad de expresión musical por medio de ideas y sentimientos, los cuales serán siempre inherentes a nuestra personalidad y experiencia.

 

 

 

¿Sabías que todo el contenido de este sitio se realiza ad honorem? Tu contribución voluntaria nos ayuda a poder continuar ofreciendo material de estudio de forma gratuita!



Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.